SINOPSIS:

La velocidad, el consumo y el exceso tecnológico se han convertido en los parámetros fundamentales del mundo contemporáneo. En un contexto semejante, en el que dichas realidades han quedado supeditadas a la generación de beneficios económicos constantes, se hace urgente plantear una pregunta: ¿Qué lugar les queda a la pintura y a la poesía como vías de aproximación a la existencia en pleno siglo XXI? En un viaje sin destino fijo, el pintor Antón Lamazares se encuentra con distintos amigos y familiares junto a los cuales reflexiona en torno a algunas cuestiones decisivas como la espiritualidad, la infancia, el tiempo, la aldea, la memoria o la muerte.

PREMIOS

GIRCULO PRECOLOMBINO DE ORO. Festival Internacional de Bogotá, 2012


SELECCIONES OFICIALES Y PROYECCIONES

INTERNACIONAL y NACIONAL
··· Universidad Carleton Collage (Minneapolis, 2017)
··· Filmoteca de Andalucía de Córdoba, 2016
··· Sala Berlanga, sala comercial (Madrid, 2014)
··· Galería de arte Odalys (Madrid, 2014)
··· VIII Muestra de Cine Europeo Ciudad de Segovia (MUCES, Segovia, 2013)
··· TEA (Tenerife Espacio de las Artes), sala comercial, España (octubre 2013)
··· Cines Monopol, Las Palmas, España (noviembre 2013)
··· MARFICI Festival Internacional de Cine independiente de Mar de Plata, Argentina (Agosto 2013)
··· “Ciclo Indie” de la Academia de Cine de Madrid, junio 2013
··· II Festival de primavera de Vigo (SECCIÓN OFICIAL), Vigo, 2013
··· Estreno en el Ciclo Docma de la Cineteca de Matadero de Madrid, 2013
··· Muestra de Cine Canario del Proyecto Semilla, Centro Cultural El Paso, La Palma, 2013
··· 29º Festival Internacional de Cine de Bogotá, (SECCIÓN DOCUMENTAL SOBRE ARTE), Colombia, 2012
··· 13º Festival Internacional de Cine de Las Palmas de G.C., (SECCIÓN PANORAMA), España, 2012
··· Proyección en la Cinemateca Distrital de Bogotá, Colombia, 2012
··· Festival de Cine del Guaviare (Fundación Cine para el Desarrollo Social), Colombia, 2012


LOS DIRECTORES DICEN

¿El eje de la película plantea una reflexión en torno al lugar que le queda a la pintura y a la poesía como formas de entender la existencia?
En realidad el eje de la película es una reflexión sobre la memoria y el tiempo, sobre la tradición y el progreso. Aun así, tanto la pintura como la poesía tienen un papel fundamental. En una época como la nuestra, en la que todo está mediado por la rentabilidad, queríamos resaltar que la pintura y la poesía siguen siendo necesarias para construir una mirada y una forma de entender la existencia. Sería, por tanto, una postura antagónica a la que planteaba Platón en su República, cuando expulsaba a los poetas para articular una polis perfecta.

¿Podemos decir de todas formas que el argumento es un retrato del pintor Lamazares y los temas que le preocupan?
En ningún momento nos planteamos hacer una película sobre la vida y la figura de Antón Lamazares. Lo que nos propusimos fue hacer una película que hablase sobre ciertos temas en una época como la nuestra. Es decir, tomar una conciencia directa de nuestra relación con el tiempo, con la muerte, con la espiritualidad… y con la violencia globalizada. En ese sentido Lamazares funciona como el hilo conductor de estas reflexiones. Sin duda, al acercarnos tanto a su persona, presentamos también su trabajo como pintor, que es cuando el espectador descubre que su obra es una clara materialización de su concepción del mundo y de su forma de relacionarse con las cosas: aspirar a una belleza que está construida sobre la encarnación del drama; darle un respiro o un hálito de brillo a la realidad más oscura.

¿Cómo surgió la idea? ¿Por qué Antón Lamazares?
La idea surgió de un modo muy lento. Primero descubrimos el trabajo de Lamazares, que nos interesó por su complejidad, por su densidad; cómo a través de finas capas de barniz plasmadas sobre cartones consigue hablar sobre temas tan diversos como el paso del tiempo, la memoria, la muerte… Circunstancialmente luego le conocimos a él y nos interesó muchísimo su forma de trasmitir sus ideas y su mirada ante las cosas. Es una persona con una postura artística muy clara y rotunda, y eso nos atrajo mucho.

¿El documental se adentra en las contradicciones (pros/contras) que conlleva la modernidad?
A lo largo de la película se plantean toda una serie de contradicciones que hacen muy difícil llegar a alguna respuesta cerrada. Por ejemplo, Lamazares ensalza, en su recuerdo, el mundo de la aldea, pero él ya no vive en ella, y su madre y su madrina -también partícipes en el film- consideran, sin dudarlo, que hoy las cosas son mejores que antes gracias a la carretera y a los coches. La modernidad es una época atravesada de lado a lado por el concepto de crisis, y eso mismo es lo que hemos querido traer a colación: crisis políticas, bélicas, económicas,
sociales. Y todo ello dentro de una lógica del progreso que ya se han encargado muchos pensadores de poner en cuestión. Ahora bien, pensar las contradicciones de la modernidad no implica obviar que también hemos atravesado un periodo llamado posmoderno muy bien analizado por autores como David Harvey. De esa lógica transformadora, nos interesa mucho el modo en que Pasolini describió la era del consumismo; cuando éste se introdujo en nuestras sociedades como un sistema ideológico, la posibilidad de retornar a ciertas actitudes sociales de comunidad se hizo prácticamente imposible.


¿QUIÉNES HAN PARTICIPADO?

ANTÓN LAMAZARES
www.antonlamazares.com Desde los años ochenta, tanto su pintura como su personalidad han convertido a Antón Lamazares (Lalín, Pontevedra, 1954) en un referente fundamental dentro de los círculos especializados de la cultura española. Si por algo se define este pintor es por no haber hecho, a lo largo de toda su trayectoria, ningún tipo de concesión ni en su trabajo ni en su forma de entender el mundo, ya que para él ambas cosas están extrechamente vinculadas. Lejos de cualquier tendencia o moda que cuestione la muerte de la pintura, Lamazares defiende con fuerza su propia mirada: pintar sin titubeos sobre aquello que le preocupa. Nacido en una pequeña aldea gallega y educado de niño en el convento franciscano de Herbón, quedó marcado por la relación con la naturaleza y por la figura de San Francisco, al que tantas veces recurre y al que incluso ha dedicado la serie Follente Bemil. Cuando terminó su etapa escolar continuó su formación como autodidacta, teniendo como referentes a los pintores Joan Miró, Manuel Millares y Antoni Tàpies, al igual que al poeta Carlos Oroza. Tanto su vida como su pintura son reflejo del respeto que Lamazares profesa al concepto de herencia y de memoria. Así, el tiempo y la experiencia se convierten en una parte crucial de su trabajo; un tiempo contemplativo que consigue desarrollar una experiencia donde las emociones y los sentidos cobran un lugar primordial.

CARLOS OROZA
http://carlosoroza.blogspot.com/ Carlos Oroza es uno de los poetas españoles más destacados del siglo XX. En los años sesenta su nombre comenzó a sonar con fuerza en el ambiente literario y poético gracias a la realización de múltiples recitales por toda España que estaban adscritos en su forma y contenido a los de la Generación Beat. En esa misma época se le otorgó en Nueva York el Premio Internacional de Poesía Underground. Francisco Umbral escribió: “Es el poeta maldito del café Gijón, el bohemio de los sesenta”. Oroza se ha caracterizado siempre por tratar la poesía con el respeto y la dedicación de los antiguos. Sus poemas son un reclamo para experimentar con los sentidos y para reavivar los afectos a través de la experiencia. Con su postura ante el mundo defiende la necesidad del sacrificio. Como él mismo afirma, al tomar la decisión de alejarse de la fama y el éxito, “elijo perder para ganar”. Esto es, ganar porque esa decisión le ha permitido concentrarse en la verdadera poesía. Esta postura ante el mundo ha sido un referente fundamental para muchos artistas que le sucedieron, entre los que se encuentra Antón Lamazares. Es por eso por lo que consideramos necesario que el primer encuentro del pintor en Tan Antiguo como el Mundo sea con el que considera uno de sus grandes maestros. Oroza y Lamazares hablan así de la importancia de la poesía como forma de estar en el mundo; pero no una poesía limitada a los versos o a los libros , sino más bien como esa poesía que es experimentada en el día a día de nuestra existencia.

CARLOS G. REIGOSA
Carlos G. Reigosa ha sido uno de los periodistas referenciales en nuestro país como director durante treinta años de la Agencia EFE, motivo por el cual se le otorgó en 1995 el Premio Principe de Asturias por la Comunicación y Humanidades. Su vertiente como novelista ha sido también muy fructífera y reconocida, recibiendo, entre otros, prestigiosos galardones como el Internacional Rodolfo Walsh de Literatura Testemuñal (1996). Orihundo de Mondoñedo y amigo de Lamazares desde hace años, ambos se manifiestan como seguidores de Cunqueiro, Valle-Inclán y Oroza, uniéndoles así un interés común por los mundos de estos grandes escritores: desde las interpretaciones mitológicas de Cunqueiro, pasando por las leyendas de Valle-Inclán hasta llegar a la mirada poética de Carlos Oroza. Gracias a esta visión compartida, unida a la gran formación intectual de Reigosa, surge en Tan Antiguo como el Mundo un encuentro apasionante en el que se reflexiona sobre el Tiempo con mayúsculas. El Tiempo como algo que puede llegar a dominarse para enfocar la propia existencia; el Tiempo como una herramienta para desarrollar de forma consciente los sueños que se nos presentan.


  • Share:

DIRECCIÓN:
Nayra & Javier Sanz Fuentes

GÉNERO:
Documental de creación

TEMÁTICA:
Social, Arte

PAÍS DE PRODUCCIÓN:
España

DURACIÓN:
87’

DATOS TÉCNICOS:
HD/ Color

AÑO DE PRODUCCIÓN:
2012

IDIOMA:
Español y Gallego